Guía del azafrán: Cómo cultivar y cuidar las flores de azafrán

El Crocus es un género que contiene unas 90 especies de magníficas plantas con flores de la familia de las Iridáceas. Las flores que pertenecen a este género son nativas de varias regiones del centro y sur de Europa, Asia Central, el norte de África y Oriente Medio. Crecen sobre todo en hábitats como bosques, tundra alpina, matorrales y praderas.

Un cultivo agrícola de flores de azafrán.

Apreciados por su eterna belleza, las especies de Crocus más populares en cultivo son C. chrysanthus, C. sativus, C. sieberi, C. tommasinianus y C. vernus. A los jardineros les encantan los crocus porque existen muchas variedades e híbridos magníficos, que ofrecen muchas otras opciones para elegir.

Entre ellas están «Ard Schenk», «Blue Pearl», «Conqueror», «Gipsy Girl», «Jeanne d’Arc», «Pickwick», «Roseus», «Snow Bunting», «Spring Beauty», «Violet Queen», «Whitewell Purple» o «Yalta».

Acerca de los crocos

  • Muchos cultivares de Crocus, como «Blue Pearl», «Cream Beauty», «Golden Yellow», «Goldilocks», «Jeanne d’Arc», «Snow Bunting», «Zwanenburg» y C. sieberi subsp. sublimis, han obtenido el prestigioso premio Award of Garden Merit de la RHS.
  • El Crocus sativus, conocido comúnmente como azafrán, es la especie a la que debemos agradecer que nos haya dado la popular especia del azafrán. El azafrán tiene un sabor floral sutilmente dulce y terroso, y es la especia más cara del mundo.
  • La gente utiliza el azafrán derivado del Crocus sativus como un exquisito ingrediente aromático en perfumes, aceites de baño, jabones de ambientación, aceites esenciales, barritas de incienso y otros. El azafrán también es un buen colorante alimentario y un tinte en la industria del tejido.
  • Los bulbos, las hojas, las flores y las semillas de algunas especies de Crocus desempeñan un gran papel en la medicina. Son un excelente tratamiento contra la artritis reumatoide, el trastorno febril hereditario, la gota, la inflamación, la depresión y los problemas digestivos.
  • Estas plantas son versátiles y añaden un toque de color a diferentes decoraciones paisajísticas. Constituyen una maravillosa adición a los jardines de rocas, a los parterres, a los macizos y al césped. Asimismo, son estupendas bajo los árboles, delante de los arbustos o en macetas.
  • Los bulbos y las flores de los azafranes son atractivos para los ciervos, los conejos, las ardillas y los zorrillos. La mejor manera de prevenir cualquier ataque es rociar sus hojas con un líquido disuasorio o esparcir disuasores granulados alrededor de sus raíces. Asimismo, puedes plantar Azafranes cerca de Narcisos, que el ganado suele odiar.
  • Aunque los crocos tienen un aspecto absolutamente fabuloso por sí solos, también pueden ser llamativos compañeros de otras especies de plantas.
  • Algunas de ellas son el lirio enano, la gloria de las nieves, el jacinto, el eléboro, los tulipanes, las orejas de cordero, los narcisos, el pascual, la escila, la campanilla de invierno y el acónito de invierno.
  • Todas las partes de estas plantas son venenosas para los gatos y los perros. Si se ingieren en grandes cantidades, pueden causar problemas digestivos leves. Por razones de seguridad, planta los crocos en un lugar donde tus curiosos amigos peludos no puedan comerlos.

Características del azafrán: Una visión general

  • Los azafranes son plantas perennes de pequeño tamaño que florecen. Dependiendo del cultivar, pueden alcanzar hasta 15 cm de altura y de 2,5 a 7,5 cm de ancho.
  • Estas plantas surgen de raíces bulbosas que pueden almacenar agua y energía durante mucho tiempo. Se desarrollan a un ritmo algo rápido, se establecen rápidamente y tienen un crecimiento general en forma de mata.
  • Su follaje consiste en hojas largas, estrechas, con forma de hierba, y de color verde claro a verde oscuro. La mayoría de los Crocus presentan una franja central de color blanco a blanco crema en cada hoja.
  • El periodo de floración de los Crocus puede variar de una especie a otra. Pueden florecer en cualquier momento, desde principios de otoño hasta principios de primavera. Durante estos periodos, producen flores solitarias en forma de copa a partir de tubos estrechos.
  • Sus flores pueden mostrar varios tonos de blanco, amarillo, naranja, rosa, lavanda o morado. En algunas variedades, las floraciones pueden venir con diferentes y simpáticas mezclas de colores ombre o hipnóticos pétalos abigarrados.
  • Después de su temporada de floración, los azafranes dan frutos donde antes estaban las flores. Los frutos son pequeñas cápsulas de color marrón violáceo que contienen numerosas semillas.

Cultivo del azafrán

Tanto si tienes mucha experiencia en el mundo de la jardinería como si no, cultivar y cuidar los crocos no será más que un juego de niños. Estas preciosas flores son, en general, muy poco exigentes, lo que las convierte en el comienzo perfecto para los cultivadores principiantes. Pero, como ocurre con muchas otras especies de plantas, tendrás que cumplir sus requisitos particulares, pero básicos.

Benoon Semillas De Azafrán Crocus, 200Pcs / Bolsa Semillas De Azafrán Crocus Semillas De Plantas...
  • Este producto es de tamaño pequeño y liviano, que es fácil de transportar, por lo que puede...
  • Estas semillas se convertirán en algunas flores rojas, que son vibrantes y coloridas, pueden ser...
  • Estas son semillas de azafrán y azafrán.

En cuanto a la iluminación, los azafranes crecen mejor si están expuestos a plena luz solar. Por ello, debes cultivarlos en un lugar donde puedan recibir al menos 4 horas diarias de luz directa y brillante. En el interior, colócalos en la zona más luminosa de tu casa, como frente a una ventana orientada al sur o al norte.

Los azafranes que florecen en primavera producen flores cuando hay muy pocas hojas en los árboles para proteger su floración. Como florecen tan pronto, asegúrate de proporcionarles algo de sombra para proteger sus delicadas flores, especialmente durante los calurosos días de verano.

La resistencia de los crocos suele variar de un cultivar a otro. En general, la mayoría de los tipos pueden soportar tanto las temperaturas frías como las cálidas. Para que florezcan correctamente, sus bulbos necesitan entre 12 y 15 semanas de temperaturas frías que oscilan entre los 2 y 7 °C. Por ello, los crocos prosperan en los lugares en los que los inviernos son en general fríos.

Los crocos no tienen grandes exigencias de humedad, pero un exceso de humedad puede provocar la putrefacción de las raíces con el tiempo. Estas plantas son bastante susceptibles a diversos virus que pueden impedirles crecer y florecer como deberían. Si observas algún cambio sospechoso en los hábitos de tus plantas, es conveniente deshacerse de ellas para evitar cualquier propagación futura del virus.

Plantar Crocus

Como se ha mencionado anteriormente, los bulbos de Crocus necesitan un periodo de 3 a 4 meses de temperaturas frías para mostrar los mejores resultados. Si vives en una región en la que las temperaturas invernales no son tan bajas como necesitan estas plantas, puedes cultivarlas fácilmente como anuales. En general, puedes conseguir ejemplares de Crocus en maceta de algunos vendedores que ya han realizado el proceso de preenfriamiento.

Sin embargo, si quieres disfrutar de ellos durante más tiempo, también puedes enfriar tú mismo los bulbos para la próxima primavera. Asegúrate de empezar a enfriar los bulbos en tu frigorífico unas 15 semanas antes de la época de plantación. Una vez transcurrido este periodo, puedes plantar los cormos de Crocus sin preocuparte de los resultados futuros.

Aunque los Crocus no son especialmente exigentes en cuanto a su medio de cultivo, prefieren los sustratos con un pH neutro del suelo de 6,0 a 7,0. Dado que la podredumbre de las raíces es un problema común entre estas flores, te recomendamos que las plantes en un suelo que tenga muy buen drenaje.

Como la mayoría de las especies con raíces bulbosas, los crocos almacenan su propia energía en las raíces. Por tanto, no necesitarás abonar tus queridas plantas muy a menudo para que crezcan sanas y felices. De hecho, el único caso en el que deberías abonarlas sería si las cultivas en un suelo pobre. Aplica una ligera capa superior de harina de huesos o alimento para bulbos en su suelo en otoño para que crezcan de forma óptima.

LA JOLIE MUSE Maceta, jardineras Exterior, Maceta Interior, macetas con Agujeros de Drenaje, Negro...
  • Diseño único en dos tamaños - Adopta un estilo moderno y minimalista para combinar con la...
  • Maceta de flores pragmáticas - 4 agujeros de drenaje incorporados crean un entorno de vida...
  • Ligeras y resistentes - Hechas de plástico reciclable duradero y polvos de piedra natural.

Si parece que tus crocos pierden su vigor, puedes podarlos de vez en cuando para devolverles la forma. Ten en cuenta que almacenan energía en sus bulbos y necesitan algo de follaje para ello. Por ello, abstente de recortar sus hojas hasta que se vuelvan completamente amarillas.

Regar los azafranes

Las únicas estaciones en las que debes proporcionar agua a tus crocos con regularidad suelen ser la primavera y el otoño. Estas plantas no aprecian que se les encharque constantemente. Además, un exceso de humedad puede hacer que se pudran fácilmente.

Asegúrate de revisar su medio de cultivo entre los riegos para evitar que se empapen. Por regla general, consiéntelos con un buen trago sólo cuando la tierra se haya secado por completo.

En invierno, los azafranes necesitan algo de agua de vez en cuando, pero sólo si la nieve no cubre el suelo. En verano, estas plantas entran en letargo y, por lo general, no necesitan humedad. Es mejor mantener su suelo en el lado más seco durante esta estación.

Propagación de los Crocus

La propagación de los crocos mediante división es la forma más fácil y eficaz de mantener tus plantas sanas y tener más de ellas. Aunque estos brotes no requieren una división frecuente, empezarán a multiplicarse y a formar macizos densos. Por ello, acabarán produciendo menos flores de lo habitual. ¡Y no queremos eso!

Si ves que tus azafranes tienen un follaje denso y sólo algunas flores aquí y allá, es el momento perfecto para dividirlos. Sin embargo, asegúrate de esperar a que su follaje muera antes de propagar tus plantas.

En el primer paso, debes desenterrar las plantas de su medio de cultivo. A continuación, divide sus bulbos en dos o tres secciones para que cada una tenga al menos un tallo. Después de este proceso, trasplanta las partes divididas absolutamente a cualquier lugar que desees. Si prefieres tener tus flores en el mismo lugar, planta cada bulbo a una distancia de al menos 7,5 cm de los demás.

En conclusión

Después de todo el tiempo y el esfuerzo que has invertido en el bienestar de tu familia de plantas, te mereces mimarte con uno o varios crocos espectaculares. Verás que, aunque te olvides de ellos ocasionalmente, no dudarán en perdonarte cuando vuelvas. Gracias a su carácter desenfadado, estas flores serán sin duda una de las compañeras más simpáticas de tu colección.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario