Guía de Gymnocalycium: Cómo cultivar y cuidar el «cactus de la barbilla»

Con tantas especies entre las que elegir, escoger el cactus perfecto puede ser un reto. La buena noticia es que todos los cactus son perfectos y los Chin no son una excepción. Así que deben ocupar un lugar especial en tu colección de cactus.

Este Gymnocalycium tiene las espinas muy largas y la piel muy verde.

Los cactus Chin no sólo son muy bonitos, sino que también son fáciles de cultivar y cuidar. Con sus seductoras formas y sus hipnóticas flores, estos cactus funcionan bien como plantas de interior ornamentales en alféizares, escritorios, mesas de centro o incluso estanterías.

El Gymnocalycium, comúnmente conocido como cactus Chin, es una especie de cactus con flores de la familia Cactaceae. Los cactus Chin son nativos de varios países de Sudamérica, como Argentina, Paraguay, el sur de Bolivia y partes de Uruguay y Brasil.

Estos cactus son más populares de lo que cabría esperar. ¿Has oído hablar de los cactus Luna? Son un magnífico ejemplar injertado entre dos adorables cactus que derritió el corazón de muchos jardineros. ¡Y adivina qué! El cactus superior es un Gymnocalycium Mihanovichii, un compañero regordete y colorido que da ligeros dolores de cabeza a sus dueños. ¡Pero todos los cactus merecen atención y estamos aquí para apoyarlos y amarlos incondicionalmente!

Acerca del cactus Chin

  • Su nombre de género «Gymnocalycium» significa en griego «cáliz desnudo». Esta descripción se refiere directamente a sus botones florales, que no llevan espinas ni pelos.
  • Los cactus barbilla prefieren la luz solar brillante, pero indirecta o filtrada, durante todo el año. Un exceso de luz solar extrema puede dañar a tus cactus y hacer que no florezcan.
  • A menos que vivas en una región cálida, estos cactus sólo son adecuados para cultivarlos en interiores. Necesitan una protección adicional contra las temperaturas extremas, especialmente las heladas.
  • Si las temperaturas descienden por debajo de 10 °C, los cactus Chin deben colocarse bajo cristal y cultivarse con el calor adecuado.
  • Su tierra para macetas debe tener un buen drenaje y ser arenosa, como las mezclas comerciales diseñadas específicamente para cactus y suculentas. Sólo requieren fertilizantes cuando el crecimiento es demasiado lento.
  • Los cactus Gymnocalycium tienen un sistema radicular poco profundo que es muy sensible al exceso de riego. Debido a su tolerancia a la sequía, siempre es mejor proporcionar a tus cactus menos agua de la necesaria.
  • No se han registrado efectos tóxicos en los cactus Chin. Se pueden cultivar en la proximidad de mascotas y niños curiosos, aunque sus espinas pueden ser un poco peligrosas.

Características del cactus Chin: Una visión general

  • El género Gymnocalycium contiene unas 70 especies de cactus. Varias especies populares son muy cultivadas como plantas de interior, como G. Baldianum, G. Mihanovichii, G. Eurypleurum y G. Bruchii.
  • Las especies de cactus barbilla presentan una gran diversidad de aspecto, con diversas formas, dimensiones y colores.
  • Son cactus enanos que pueden alcanzar 16 cm de altura y 30 cm de diámetro. Sin embargo, la mayoría de las especies crecen entre 4 y 15 cm de altura.
  • A diferencia de otras especies de cactus, su tallo y sus flores no tienen espinas ni lana. Las espinas blancas sólo se encuentran en la planta principal y se aplanan y abrazan a la planta acanalada.
  • Los cactus Chin se han ganado su reputación como plantas de interior por su facilidad de floración. Por lo general, sus preciosas flores son bastante grandes para estos pequeños cactus y vienen en tonos muy brillantes de rosa, rojo, blanco o salmón.
  • Aunque son plantas bastante resistentes, estos cactus pueden ser molestados ocasionalmente por cochinillas o ácaros. El hongo blanco también puede ser un problema para ellos.
  • Gracias a sus diminutas dimensiones, los cactus Chin pueden ser un gran compañero de las suculentas y otras especies de cactus. Todos ellos son perfectos para su cultivo en maceta en interiores.

Cultivo del cactus Chin

Aunque los cactus Chin no tienen necesidades idénticas a las de otras especies de cactus más corrientes, no suponen un gran reto y pueden ser cultivados y cuidados por cualquier tipo de jardinero. Una vez que prestes atención a sus exigencias particulares, estos cactus no causarán ningún problema. Con un entorno adecuado y mucho cariño, tú y tus plantas tendréis una excelente y duradera amistad.

Descuento del 3%
DECOALIVE Mini Cactus Injertado Rojo Gymnocalycium Mihanovichii Cactus de Interior (8436601573636)
  • Cactus pequeño con una altura de unos 10cm.
  • Maceta de 5 centímetros de diámetro.
  • Planta muy resistente.

En cuanto a la luz, los cactus Chin se desenvuelven bien en lugares luminosos que les proporcionen mucha luz filtrada. Para el cultivo en exteriores, coloca tus cactus en luz filtrada o en sombra parcial durante el verano.

Si cultivas tus cactus en interiores cerca de una ventana soleada, asegúrate de protegerlos de la luz solar directa con cortinas.

Los lugares ideales para cultivarlos en el interior son las ventanas orientadas al este o al sur, donde puedan estar expuestos al menos a 4 o 6 horas de sol por la mañana y algo de sombra por la tarde. Cuando se haya instalado el invierno, la intensidad de la luz puede no ser tan preferible. También puedes utilizar luz artificial fluorescente para aumentar la calidad y controlar la cantidad de luz que reciben tus cactus.

En cuanto a las temperaturas, estos cactus prefieren crecer en condiciones más cálidas, por encima de los 15 °C. De alguna manera, pueden tolerar breves periodos de heladas con temperaturas entre -9,4-10 °C. Si vives en una región con inviernos duros, se sugiere que mantengas tus cactus Chin en el interior durante todo el año.

Como todos los cactus, mostrarán los mejores resultados de crecimiento si se plantan en un suelo ligero, poroso y con buen drenaje. Cuando plantes tus cactus Chin por primera vez, combina la tierra de la maceta con perlita para mejorar el drenaje. Muchos jardineros utilizan una mezcla comercial estándar adecuada para cactus y suculentas. También puedes hacer tu propia tierra para macetas mezclando arena gruesa, mezcla para macetas y perlita.

Durante su período de crecimiento activo, tus cactus Chin pueden necesitar algo de abono. Aliméntalos con comida para cactus de buena calidad a finales de la primavera. Si tus cactus son vigorosos y muestran un crecimiento visible, puedes omitir los fertilizantes hasta el año siguiente.

Los cactus Chin no necesitan ser trasplantados muy a menudo, ya que pueden permanecer en el mismo recipiente durante años. Crecen a un ritmo bastante lento, por lo que sus raíces no se sentirán apiñadas con el tiempo. Cuando tus cactus empiecen a superar su medio de cultivo, sustitúyelo por una maceta de un tamaño superior al actual. Saca con cuidado los cactus de su recipiente, retira el exceso de tierra y trasplántalos a su nueva maceta rellena con una mezcla fresca para cactus.

Regar los cactus Chin

Siempre que cultives los cactus Chin en un suelo que drene bien, regarlos será un juego de niños. Un detalle muy importante en este proceso es que siempre tendrás que comprobar la tierra antes de volver a regar tus cactus. Cuando la tierra se sienta seca al tacto y su maceta sea muy fácil de levantar, entonces sabrás con seguridad que tus cactus tienen sed.

¿Te has olvidado de regar tus cactus? No te preocupes. La mayoría de los cactus toleran la sequía, almacenando grandes cantidades de agua en su cuerpo, y los cactus Chin no son diferentes. Sin embargo, son muy sensibles al exceso de riego y susceptibles a la podredumbre de las raíces. Cuando les proporcionas demasiada agua, se ablandan, se doblan y acaban muriendo.

Suelen necesitar un riego regular cada una o dos semanas durante el verano. Si vives en una región de clima cálido y seco, puede ser necesario regar los cactus con más frecuencia. Cuando las temperaturas son más frescas o el invierno helado ha mostrado su cara, puedes omitir el riego.

En cuanto a la humedad, los cactus Chin se desenvuelven bien en habitaciones que tienden a tener un aire más seco que húmedo. Puedes hacer que la humedad alrededor de tus cactus alcance los niveles ideales colocándolos cerca de las salidas de aire o utilizando un deshumidificador.

Propagación de los cactus chin

Una forma habitual de propagar estos adorables cactus es mediante la recolección de sus semillas. Este método es una de las formas más fáciles y seguras de hacer más cactus Chin. Puedes colocarlos en cualquier lugar de tu casa o utilizarlos como regalo para un ser querido.

Belle Vous Mini Macetas Decorativas de Cerámica (Pack de 6) 6 x 5,5 cm – Set Tiestos Decorativos...
  • 6 MACETAS DE CERÁMICA: Este set incluye 6 mini macetas de cerámica para suculentas y cactus. Las...
  • 4 COLORES VARIADOS: Las macetas para cactus vienen en 5 colores pastel. Estos colores incluyen...
  • AGUJERO DE DRENAJE DE AGUA: En la base de estos maceteros de interior hay un orificio de drenaje de...

Estos cactus responden bien a la propagación si sus semillas se cultivan a principios de la primavera. Gracias a las temperaturas más cálidas, las semillas germinarán más rápidamente y mostrarán los mejores resultados si se les proporciona el cuidado adecuado.

Llena un recipiente con mezcla fresca para cactus y planta las semillas en él. Coloca la maceta en un lugar soleado y riega las semillas regularmente para mantener la tierra húmeda. Este proceso requiere un jardinero paciente, ya que no es tan eficaz como otros métodos de propagación.

Varias especies de cactus Chin también pueden propagarse por esquejes, como G. Baldianum o G. Damsii. Los cactus madre emiten pequeños esquejes que pueden utilizarse muy fácilmente en la propagación. Espera a que los esquejes crezcan y se desarrollen bien para obtener resultados óptimos. Retira con cuidado los hijuelos de la planta madre y deja que se sequen durante unos días.

Una vez que se hayan secado por completo, sumerge los esquejes en hormona de enraizamiento, plántalos en tierra fresca para macetas y dales los cuidados habituales de una planta madura.

En conclusión

No importa el número de cactus que tengas, ¡siempre hay sitio para más! Si quieres cultivar cactus chin, debes saber que son bonitos, de bajo mantenimiento y que la mayoría de ellos perdonarán tus errores.

Los cactus Chin tienen todos estos rasgos y son un gran compañero de por vida, siempre que su entorno imite su hábitat natural. Además, como agradecimiento a tus esfuerzos y a tu amor incondicional, estas bellezas exhibirán preciosas flores que aportarán un bonito toque de color a tu entorno.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario