¿Por qué se vuelven amarillas las hojas de mi Pothos?

Cultivar el Pothos es bastante fácil, lo que lo convierte en un candidato ideal para quienes quieren empezar un nuevo jardín de interior. Esta planta común no necesita muchos cuidados, pero es importante prestar mucha atención a cómo se riega y a sus niveles de humedad. La enredadera de taro puede llegar a medir hasta 9 metros cuando se cuida adecuadamente, pero la mayoría de las plantas cultivadas para interior no suelen crecer más de dos metros.

Pothos en una maceta de cerámica de color blanco con algunas hojas secas y amarillas.

¿Tienes una planta de Pothos que no parece tan sana como debería? Tal vez las hojas estén empezando a marchitarse o incluso a ponerse amarillas. Si te preocupa tu planta y tienes curiosidad por saber qué puede estar causando que las hojas se vuelvan amarillas, podemos ayudarte. A continuación, tratamos algunas de las razones por las que tu planta Pathos puede estar desarrollando hojas amarillas y los remedios que pueden ayudar.

Iluminación incorrecta

Las plantas de interior pueden ser adecuadas para vivir en el interior, pero necesitan un tipo de iluminación específico para crecer. Algunas plantas prosperan a la sombra, mientras que otras necesitan luz solar directa. La planta Pothos necesita una luz entre media y brillante, pero debe ser indirecta.

Descuento del 7%
Potho colgar - Maceta 15cm. - con colgador - Planta viva - (Envío sólo a Península)
  • Planta de hojas grandes color verde y amarillo brillante.
  • Puede crecer en lugares con poca luz pero sus hojas pierden el color amarillo y se vuelven verdes.
  • Para conseguir un Potho colorido y bonito cololarlo en un lugar luminoso.

Demasiada luz solar quemará las hojas y muy poca luz solar hará que las hojas se vuelvan amarillas. La mejor manera de asegurarse de que tu planta reciba la variación adecuada es colocarla en una habitación que reciba mucha luz solar natural, pero que también esté orientada hacia el exterior del sol naciente.

Esto garantizará que tu planta reciba la luz brillante que necesita para prosperar sin quemar su follaje. Si tu planta no recibe suficiente luz solar, considera la posibilidad de trasladarla a otra habitación o de instalar una bombilla UV cerca de la planta para simular la luz del sol. Esto ayudará a evitar que se desarrollen hojas amarillas y asegurará que tu planta pueda crecer adecuadamente.

Niveles de humedad inadecuados

El Pothos es muy sensible al aire seco y a los bajos niveles de humedad. Si tu planta está sometida a un suelo seco y a bajos niveles de humedad, las hojas empezarán a ponerse amarillas y luego marrones en los bordes. También empezarán a marchitarse, volviéndose caídas y letárgicas.

Hobby Flower Basic - Maceta Redonda con Sistema de Auto-riego, 35 x 35 cm, Color Blanco
  • Incluye sistema de auto-riego patentado y bolsas de drenaje
  • Llenado del depósito con agua 4 veces al año
  • Ahorro de un 80% del agua del riego y del mantenimiento

Si las hojas son simplemente marrones en los bordes, aún tienes mucho tiempo para corregir la humedad de tu planta de Pothos. Si el problema persiste durante mucho tiempo, las hojas empezarán a ponerse amarillas, a lo que seguirá la caída de las hojas. Hay algunas formas de garantizar que tu planta de Pothos tenga la humedad que necesita para prosperar.

Aumentar la humedad es bastante sencillo. Procura rociar las hojas de tu planta una vez al día o una vez cada dos días. Esto aumentará la humedad alrededor de tu planta y evitará que desarrolle hojas amarillas.

Si vives en un clima seco, o si la habitación en la que vive tu planta es demasiado seca, hay otras opciones. Una bandeja de guijarros es una forma estupenda de mantener los niveles de humedad alrededor de una planta sin demasiado esfuerzo. El agua sobrante del riego de tu planta permanecerá en la bandeja y ayudará a mantener los niveles de humedad.

También puedes colocar un humidificador de vapor frío en la habitación con tu planta de Pothos. Así te asegurarás de que tu planta tenga el nivel de humedad adecuado para prosperar.

Demasiada humedad

Las plantas de Pothos necesitan un equilibrio específico de humedad en el suelo para prosperar. La mayoría de las plantas pueden tolerar un poco de exceso de agua, pero las plantas de Pothos no lo toleran en absoluto. Demasiada agua provocará hojas amarillas, marchitamiento y, finalmente, la putrefacción de las raíces si no se restablece el equilibrio de humedad. Hay algunas cosas que puedes hacer para evitar el riego excesivo y el suelo empapado.

Descuento del 8%
Sustrato Universal 5l
  • Sustrato de muy altas prestaciones
  • Pensado para todo tipo de plantas ornamentales y hortícolas
  • En condiciones tanto de interior como de exterior

Es muy importante mantener la humedad del suelo y el riego adecuado cuando se cuida la planta de Pothos. El riego inconsistente y la alteración constante entre la tierra muy húmeda y la completamente seca estresarán a la planta. El estrés unido a la escasa humedad del suelo hará que las hojas de la planta se vuelvan amarillas y se marchiten.

Utilizar un suelo que drene bien ayudará a evitar el agua estancada. Cuando riegues la planta de Pothos, asegúrate de dejar que el agua fluya por toda la tierra hasta que salga por el otro extremo de la maceta. Los agujeros de drenaje del fondo de la maceta deben ser lo suficientemente grandes como para permitir que el agua pase sin obstrucciones. Una vez que el agua drene en el platillo, deséchalo. Si tienes tu planta colocada en una bandeja de guijarros para la humedad, desecha sólo el agua suficiente para que las raíces no toquen los charcos.

Es importante que sólo riegues la planta cuando la cuarta parte superior de la tierra se haya secado. No dejes nunca que la tierra se seque del todo, pero asegúrate de no regarla en exceso hasta el punto de que quede empapada. Una ligera humedad es el mejor equilibrio para la planta de Pothos. Durante el invierno, la planta de Pothos necesita aún menos agua, pero asegúrate de mantener un nivel constante de humedad alrededor de la planta mediante una bandeja de guijarros o un humidificador.

Plagas problemáticas

Las plantas de interior no son propensas a algunas de las plagas más dañinas a las que se enfrentan las plantas de exterior, pero eso no significa que sean inmunes. Las plantas de interior tienen su propia categoría de plagas comunes que pueden dañar gravemente la salud de su follaje o incluso sus raíces.

Si tu planta Pothos está estresada o debilitada por cualquier motivo, es más fácil que los insectos infesten su follaje. Algunas plagas son más dañinas que otras, aunque todas tienen la capacidad de hacer que las hojas se vuelvan amarillas o incluso se marchiten.

Descuento del 5%
Lechuza 13890 YULA - Regadera (1,7 L), Color Blanco y Rosa
  • Complementa la gama YULA
  • Disponible en 3 colores diferentes a juego con las macetas Yula
  • Capacidad: 1,7 l.

Los ácaros son chupadores de savia que drenan lentamente la humedad de las plantas. Para el Pothos, se trata de un bicho especialmente desagradable, ya que la planta depende mucho de un nivel de humedad constante. Si tu planta tiene foliolos y frondas que han empezado a amarillear y no hay ninguna otra causa, comprueba los tallos y la parte inferior de las hojas en busca de arañas rojas.

Esta es una plaga que suele afectar a las plantas de interior con mucha más frecuencia que a las de exterior. Es importante erradicarlos cuanto antes, porque tienden a multiplicarse prolíficamente. Si no se tratan, los ácaros pueden chupar toda la humedad y los nutrientes de una planta de Pothos, lo que acabará provocando su muerte.

Drenaje deficiente de la maceta

Un drenaje inadecuado de la tierra puede provocar el amarilleo de las hojas. Asegúrate de que en la maceta no haya más que tierra para macetas, perlita y la planta. Todas las macetas deben tener agujeros de drenaje de tamaño medio, pero revísalos de vez en cuando para asegurarte de que no hay guijarros que bloqueen los agujeros.

Descuento del 3%
Flower M281985 - Abono Clavos Verdes 20 Unidades
  • Composición:nitrógeno 6%
  • Pentóxido de fósforo 2%
  • Oxido de potasio 3%

Otros elementos en la maceta con la planta también pueden provocar la intoxicación de la planta. Comprueba las raíces para asegurarte de que son blancas, lo que significa que están sanas. Si las raíces de tu pothos son marrones o tostadas, significa que las raíces están enfermas; lo más probable es que por eso las hojas se vuelvan amarillas.

Degradación natural

Puede ser angustioso ver que, incluso después de haber dado a tu planta de Pothos los cuidados y la atención que necesita, las hojas siguen poniéndose amarillas. Si has comprobado que tu planta no tiene plagas y te has asegurado de que está bien regada, lo más probable es que sea parte de un proceso natural.

Cuando la planta de Pothos se está preparando para tener hojas nuevas, las más viejas de la parte inferior de la planta pueden empezar a marchitarse. Junto con el marchitamiento, empezarán a volverse amarillas y marrones antes de acabar marchitándose y cayendo. Esto no es un signo de enfermedad, sino un desprendimiento de las hojas más viejas para dejar espacio a las hojas nuevas y frescas de la parte superior de la planta.

Al deshacerse de las hojas viejas, la planta de Pothos puede gastar más energía y nutrientes en las hojas y brotes nuevos.

Las mejores condiciones de cultivo para las plantas de Pothos

Aunque el Pothos es una planta de interior relativamente fácil de cultivar y cuidar, necesita algunas cosas para prosperar. Lo ideal son unas temperaturas más frescas y una luz brillante pero indirecta. Las temperaturas que oscilan entre 12-15 grados C son las más favorables. La sombra parcial es importante, ya que evitará que las hojas se quemen y ayudará a la tierra a retener la humedad.

Necesita un suelo que drene bien para evitar el empapamiento y la putrefacción de las raíces. Aunque cualquier tipo de tierra está bien, es buena idea añadir un poco de perlita para garantizar que drene libremente. Abona con un fertilizante diluido para plantas de interior una vez cada dos semanas.

Evita regar demasiado la planta, pero nunca dejes que se seque por completo. Es tóxica para las mascotas, así que ten cuidado si tienes bichos curiosos viviendo en tu casa. También es tóxica para los humanos. La planta contiene oxalato de calcio natural que puede provocar pequeños cortes en la boca y en todo el esófago y el tracto digestivo si se ingiere. Mantén la planta alejada de los niños en todo momento.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario