Guía de las campanillas de invierno: Cómo cultivar y cuidar los «Galanthus»

El Galanthus, comúnmente conocido en el cultivo como campanilla de invierno, es un pequeño género que consta de aproximadamente 20 especies de plantas con flores. Estas adorables flores son nativas de una amplia zona de Europa, que va desde España hasta Ucrania. Asimismo, se han naturalizado ampliamente en Gran Bretaña, Noruega, Suecia, Países Bajos, Bélgica y también en regiones de Norteamérica.

Flores de Galanthus en un jardín.

No hace falta decir que todas las especies de Galanthus merecen nuestra atención y aprecio. Sin embargo, las más populares y extendidas son las plantas Galanthus nivalis, también conocidas como campanillas de invierno o campanillas comunes. Estas plantas se encuentran entre los primeros bulbos que se instalan y florecen en primavera, formando vistosas pero delicadas alfombras de flores blancas puras.

A pesar de su reducido número de especies, las campanillas de invierno cuentan con cientos de variedades e híbridos entre los que elegir. Algunos de los cultivares más interesantes son G. elwesii, G. ‘Flore Pleno’, G. nivalis Grupo Sandersii, G. ‘Primrose Warburg’, G. reginae-olgae, o G. ‘Straffan’.

Sobre las campanillas de invierno

  • Un gran número de cultivares de Galanthus han obtenido el prestigioso Premio al Mérito de los Jardines. Algunos de ellos son ‘Atkinsii’, ‘Flore Pleno’, G. nivalis, Greater Snowdrop, ‘Lady’s Beatrix Stanley’, ‘Magnet’, ‘S. Arnott’, y ‘Wendy’s Gold’.
  • El nombre de su género, «Galanthus», procede de las palabras griegas antiguas «gála» y «ánthos», que significan «leche» y «flor». Este nombre hace referencia a sus bonitas flores blancas, parecidas a la leche.
  • Las especies de Galanthus reciben muchos nombres comunes, como campanillas de nieve, flores de leche, bulbos de primavera, bellas doncellas de febrero, flores de purificación, hermanita de las nieves, campanillas comunes, lirio de la Candelaria o campanillas de la Candelaria.
  • Las campanillas de nieve son símbolos muy conocidos de la primavera, la pureza y la religión. Aparecen en varias creaciones literarias, como el cuento «La campanilla de invierno» de Hans Christian Andersen.
  • Hay numerosas personas llamadas galántropas que adoran absolutamente las campanillas de invierno. En algunas zonas del mundo, también hay eventos regionales en los que todos los galántropos pueden comprar bulbos de diferentes variedades de campanillas de invierno.
  • Los bulbos de Snowdrops suelen ser muy tóxicos si se ingieren. Por ello, no todo el mundo veía estas plantas como una buena señal. Para la mayoría de los victorianos, las campanillas de invierno simbolizaban la muerte y consideraban de mala suerte llevarlas a su casa.
  • Las plantas de Galanthus desempeñaban un gran papel en la medicina tradicional y siguen haciéndolo hoy en día. Son grandes tratamientos contra las lesiones traumáticas del sistema nervioso, la función cerebral incorrecta, la esclerosis múltiple, los problemas de memoria, la poliomielitis, los sabañones, las congelaciones, los dolores de cabeza e incluso la enfermedad de Alzheimer.
  • Las campanillas de invierno tendrán su mejor aspecto si las plantas en masa en bosques, jardines de rocas, jardines de luna, frentes de frontera, céspedes o bajo árboles de hoja caduca. Los racimos también son adecuados para interiores en macetas.
  • Aunque la ingestión de la mayoría de las partes de las especies de Galanthus puede causar problemas estomacales leves, tocarlas puede irritar la piel. Por razones de seguridad, plántalas en un lugar donde tus amigos peludos o los niños curiosos no puedan alcanzarlas.

Características de las campanillas de invierno: Una visión general

  • Todas las especies de campanillas de invierno son plantas herbáceas bulbosas perennes. El tamaño de estas plantas es diferente de un cultivar a otro, pero en general pueden alcanzar de 7 a 30 cm de altura.
  • Su follaje consta de dos (a veces tres) hojas basales, lineales, estrechas, con forma de correa a oblanceoladas y de color verde claro a gris plateado, que surgen en verticilos directamente de los bulbos. Los tallos de las flores, llamados escapos, son erectos, finos, arqueados y sin hojas.
  • La época de floración de las campanillas de invierno suele variar según la región y las condiciones meteorológicas. Mientras que algunos cultivares florecen desde principios de otoño hasta el comienzo de la primavera, otros producen flores hasta finales de la primavera, en mayo.
  • Durante su periodo de floración, la mayoría de las especies de Galanthus exhiben flores simples que contienen tres grandes pétalos exteriores que protegen entre 3 y 6 pétalos interiores más pequeños. Sin embargo, algunos ejemplares muestran flores dobles con muchos pétalos interiores que parecen enaguas.
  • Las flores de las campanillas son bastante diminutas, con forma de campana, delicadas, ligeramente perfumadas, y pueden durar varias semanas después de la floración. Son sobre todo blancas, pero algunos cultivares también pueden presentar tonos verdes, amarillos, dorados, rosa claro, púrpura, lavanda o azul.
  • Las campanillas de invierno dan frutos después de la floración. Los frutos son cápsulas carnosas de tres células, de forma elipsoide a casi esférica. Contienen semillas oblongas, de color marrón claro a blanco, muy atractivas para las hormigas, que las distribuyen.
  • Son bonitos compañeros de muchas otras especies de plantas atractivas, como el escualo alpino, las campanas de coral, los narcisos, la violeta diente de perro, el lirio enano, el azafrán temprano, la madreselva aromática, la gloria de las nieves, el eléboro, la violeta persa, el sedum, el copo de nieve, el acónito de invierno y el hamamelis.

Cultivo de campanillas de invierno

Las campanillas de invierno prosperan en entornos que simulan las condiciones de crecimiento de su hábitat natural. Por ello, suelen crecer mejor en una sombra ligera o moderada. Sin embargo, algunos cultivares, como G. elwesii, crecen bien en sombra parcial, pero también toleran la luz solar plena.

La Jolíe Muse Maceta, jardineras Exterior, Maceta Interior,...
  • DISEÑO ÚNICO DE MIEL - Esta maceta de panal negro (25 cm de...
  • USO EN INTERIORES Y EXTERIORES - Esta maceta que se adapta...
  • PESO LIGERO - Hecho de plástico reciclable duradero y polvo de...
  • RESISTENCIA AL CLIMA - Construida para soportar condiciones...
  • 100% DE SATISFACCIÓN - Prometemos reembolso total y devolución...

En general, las campanillas de invierno volverán año tras año sólo si les proporcionas temperaturas invernales bajas. Los valores de temperatura ideales durante esta estación oscilan entre -29 y -34 °C. Estas flores son resistentes en las zonas nortes del país y realmente no les gustan los inviernos cálidos de algunas regiones. Si el clima de tu zona es mayoritariamente cálido o caluroso, sería prudente pasar de añadir las campanillas de invierno a tu familia de plantas.

Aunque las campanillas de invierno suelen estar libres de plagas y enfermedades fúngicas, pueden surgir algunos problemas de vez en cuando. El problema más común que puede molestar a tus plantas es el moho gris. Esta enfermedad mostrará su presencia a través de mohos grises difusos en las hojas y las flores, que se extenderán por los bulbos en casos graves. Si observas alguno de estos signos, la mejor manera de deshacerse del moho gris es eliminar los bulbos afectados para evitar cualquier propagación futura.

Plantar campanillas de invierno

Si quieres que tus campanillas de invierno den los mejores resultados, te recomendamos que las plantes a principios de otoño. Una vez que consigas algunos bulbos, no esperes demasiado tiempo para plantar tus pequeños ejemplares. En general, los bulbos no resisten mucho tiempo sin tierra, así que debes plantar los tuyos justo después de comprarlos.

Descuento del 9%
Lechuza 13890 YULA - Regadera (1,7 L), Color Blanco y Rosa
  • Complementa la gama YULA
  • Disponible en 3 colores diferentes a juego con las macetas Yula
  • Capacidad: 1,7 l.

Tus campanillas de invierno se beneficiarán de una técnica de plantación muy específica. En primer lugar, debes aflojar su futuro medio de cultivo, y luego añadir un abono granulado 5-10-10 con algo de compost o estiércol seco. En segundo lugar, mezcla la tierra hasta que no haya grumos en ella.

Tras este paso, planta tus bulbos de campanillas de invierno en grupos de hasta 25 ejemplares y cúbrelos con 5 cm de tierra. Una vez finalizado el proceso de plantación, riega bien los bulbos para que se asienten en su nuevo entorno.

Cuando se trata de su medio de cultivo, las campanillas de invierno no son especialmente difíciles de complacer. Estas plantas prefieren crecer en un sustrato que drene bien y que también sea bastante rico en humus. Si cultivas tus Snowdrops en una tierra pesada, asegúrate de añadirle un poco de gravilla o arena afilada para mejorar el drenaje general.

Si quieres que tus campanillas de invierno se extiendan, la mejor manera de hacerlo es abonándolas regularmente. Alimenta estas plantas con un abono líquido equilibrado una vez al año, en primavera y otoño. No se alimentan mucho, así que no es obligatorio abonarlas si quieres que se mantengan con el tiempo.

Regar las campanillas de invierno

Aunque las campanillas de invierno no necesitan un suelo especialmente húmedo en climas más fríos, necesitarán más agua de lo habitual en condiciones más cálidas. Los periodos prolongados de sequía afectarán al bienestar general de tus plantas. Te sugerimos que riegues tus queridas campanillas de invierno siempre que la tierra se haya secado por completo.

Si vives en una región con pocas precipitaciones, tendrás que regar tus campanillas de invierno con regularidad. Asegúrate de dar de beber a estas flores hasta que su follaje se vuelva amarillo y entren en letargo, normalmente a finales de la primavera o principios del verano. También puedes regarlas con un alimento líquido para plantas después de la floración, para ayudarlas a fortalecerse y hacerse más grandes para la siguiente temporada de floración.

Propagación de las campanillas de invierno

¿Quieres más de estas bellezas en tu jardín o alguno de tus familiares o amigos es un gran amante de las campanillas de invierno? ¡No digas más! Aunque las campanillas de invierno no se multiplican a partir de las semillas muy a menudo, producirán muchos vástagos que podrás utilizar como material de propagación. ¡Y no te asustes! Por muy poca experiencia que tengas en el mundo de la jardinería, este proceso no será más que un juego de niños.

Artevasi Maceta, Blanco, 40x40x36 cm, Siena 40 cm
  • Macetero cuadrado con aristas redondeadas de diseño moderno y...
  • Acabado en brillante
  • Pigmento con protección UV que ofrece hasta 5 años el color de...
  • Su uso puede ser tanto para interior como exterior
  • Material utilizado en la fabricación 100% reciclable

Lo primero que debes saber es que los hijuelos son esos bulbos nuevos y pegados que aparecen unidos al bulbo madre. Si ya llevas un par de años cultivando tus campanillas de invierno, seguro que el grupo de bulbos se ha vuelto bastante denso. Como regla general, es mejor que esperes hasta que las flores de tus campanillas de invierno se desvanezcan, pero el follaje siga estando verde y vigoroso.

Cuando notes estas particularidades en tus plantas, podrás actuar. Lo único que tienes que hacer es desenterrar los macizos de campanillas de invierno, separar los brotes jóvenes de los bulbos madre y volver a plantarlos en sus nuevas ubicaciones permanentes. ¿Lo ves? Mucho más fácil de lo que habrías imaginado.

En conclusión

Absolutamente encantadora, delicada y muy poco exigente: una mezcla irresistible que todo jardinero debería tener en su respetable colección. ¿Eres ya el feliz padre de estas flores? ¡Comparte tu experiencia en la sección de comentarios!

1 comentario en «Guía de las campanillas de invierno: Cómo cultivar y cuidar los «Galanthus»»

Deja un comentario

3 × dos =