Guía de la rosa del desierto: Cómo cultivar y cuidar el «Adenium Obesum»

Si buscas una planta atractiva pero también fácil de cuidar, tenemos una muy buena para ti: la Rosa del Desierto, también conocida como Adenium Obesum.

Una planta con flores Adenium Obesum muy bien cuidada.

El Adenium Obesum, o más conocido como Planta del Desierto, es una suculenta ornamental de crecimiento lento que no puede faltar en el jardín de cualquier cultivador novato. Esta planta tropical es de muy bajo mantenimiento, a pesar de tener un aspecto realmente único. Su cuidado requiere básicamente dos cosas muy importantes: un lugar soleado y un suelo que drene bien.

Si puedes proporcionar a tu Rosa del Desierto eso, ¡será un gran punto focal en tu jardín!

Esta suculenta prospera en todo nuestro territorio. Los cultivadores que viven en zonas más frías también pueden cultivar la Rosa del Desierto, pero sólo en interiores. Sin embargo, pueden trasladar la planta al exterior durante la temporada de calor. La buena noticia es que no importa si cultivas tu Adenium Obesum en el interior o en el exterior. En ambos casos, esta suculenta realzará tu espacio con su belleza floreciente.

¿Estás preparado para saber más sobre el cultivo y el cuidado de la Rosa del Desierto? Sigue leyendo a continuación.

Acerca de la rosa del desierto

  • El nombre botánico de la planta Rosa del Desierto es Adenium Obesum. Esta suculenta también se conoce con nombres como Azalea falsa, Estrella de Sabi, Kudu, Lirio de Impala y Árbol de la botella enano.
  • El Adenium Obesum pertenece a la familia de las Apocynaceae.
  • Originaria de los desiertos de África y Oriente Medio, no es de extrañar que la Rosa del Desierto sea una planta tropical que adora los climas cálidos.
  • Como ya hemos dicho, si tienes la suerte de vivir en zonas con temperaturas cálidas, puedes disfrutar de tu Rosa del Desierto como planta de jardín. Si vives en una zona más fría, cultiva tu Rosa del Desierto como planta de interior. Sólo tienes que tener en cuenta que se necesitan condiciones de cultivo similares a las tropicales para que esta suculenta prospere.
  • Sea cual sea el lugar donde la cultives, debes saber que la Rosa del Desierto no te dará problemas si prestas atención a sus requisitos básicos. Te prometemos que todo el trabajo duro para proporcionarle todo lo que necesita dará sus frutos en la temporada de floración.
  • Para imitar lo mejor posible sus condiciones de crecimiento autóctonas, asegúrate de proporcionar a tu Rosa del Desierto mucha luz solar. Elige el lugar más soleado de tu jardín o de tu casa y coloca allí la planta. La exposición a suficiente luz solar es una de las cosas más esenciales que necesita.
  • Además de la luz solar plena, la planta de la rosa del desierto necesita temperaturas de hasta 32 °C. Si se expone a temperaturas inferiores a 4 °C durante demasiado tiempo, la suculenta no sobrevivirá.
  • Otra necesidad esencial de esta suculenta es un suelo que drene bien. Como la mayoría de las suculentas, la Rosa del Desierto es muy sensible a la podredumbre de las raíces si el suelo no permite el paso del exceso de agua. Asegúrate de que el suelo ofrece un buen drenaje y no mantiene la planta en un suelo empapado.
  • El Adenium Obesum es muy tóxico y venenoso para las personas y los animales. Tanto si cultivas tu suculenta en el interior como en el exterior, asegúrate de colocarla en un lugar fuera del alcance de tus hijos y mascotas. La ingestión de la rosa del desierto puede dar síntomas como reducción del ritmo cardíaco, letargo, presión arterial baja, mareos y problemas estomacales. La savia de la planta también es venenosa cuando entra en contacto con la piel, provocando una grave irritación cutánea.
  • La Rosa del Desierto tiene el mismo problema de plagas que la mayoría de las suculentas. Más concretamente, suele ser atacada por insectos chupadores de savia, como pulgones, escamas y arañas rojas. Estas plagas chupan literalmente la vida de la suculenta. Para protegerla de la infestación de plagas, puedes utilizar jabones insecticidas o arrancar los insectos de la planta en casos de infestación leve.

La rosa del desierto: Una visión general

  • La rosa del desierto es una suculenta tropical de crecimiento lento. Normalmente sólo crece unos 30 cm cada año.
  • Esta suculenta puede alcanzar alturas de 91 a 274 cm y de 91 a 152 cm de ancho cuando alcanza la madurez.
  • A diferencia de otras suculentas que tienen hojas hinchadas para conservar la humedad, la Rosa del Desierto desarrolla un caudex o tronco hinchado, que utiliza como sistema de almacenamiento de agua.
  • Cuando la suculenta envejece, el tronco hinchado o caudex se divide, adquiriendo la apariencia de un contrafuerte. Esta es la razón por la que mucha gente cree que la Rosa del Desierto se parece a un árbol bonsái.
  • La Rosa del Desierto también presenta un tallo suculento del que crecen las ramas.
  • Durante el verano, que es la época de floración de esta planta, el Adenium Obesum produce flores de color rosa intenso que tienen forma de trompeta.

Cultivo de la rosa del desierto

El cuidado de una planta de rosa del desierto es sencillo. Pero requiere que proporciones a la planta unas condiciones de cultivo básicas que imiten el clima y los elementos de su lugar de origen.

En general, hay dos cosas clave que una rosa del desierto necesita para crecer sana y feliz: mucha luz solar y un suelo que drene bien.

Hablemos de sus necesidades de iluminación: recuerda elegir el lugar más soleado de tu jardín o casa para colocar esta suculenta. Realmente no importa si la cultivas en el interior o en el exterior, siempre que la planta pueda tener pleno sol. Te recomendamos que elijas un lugar en el que tu suculenta reciba al menos 5-6 horas diarias de pleno sol.

SAFLAX - Rosa del desierto - 8 semillas - Adenium obesum
  • Exótico habitante del desierto con hojas grandes / bonsái de interior
  • 8 semillas por paquete. Semillas de calidad de Alemania.
  • Con instrucciones detalladas para la propagación exitosa.

Si vives en una zona más fría y cultivas la planta en el interior, lo mejor es darle unas vacaciones de verano durante la época de calor sacándola al exterior mientras el tiempo sea cálido.

Abonar tu Rosa del Desierto también es importante para que crezca sana y para que florezca más en verano. Alimenta tu suculenta con un abono líquido, diluido a la mitad, una vez al mes durante el verano, el periodo de crecimiento activo. Nunca abones una Rosa del Desierto durante el periodo de letargo, en invierno.

En cuanto a la poda de tu rosa del desierto, puedes hacerlo cuando sea necesario. Pero ten en cuenta que es mejor evitar la poda de la suculenta a finales del otoño, ya que esto puede promover un nuevo crecimiento en la planta, que puede hacerla sensible a los daños del clima frío.

El mejor momento para podar una Rosa del Desierto es justo antes de su periodo de crecimiento activo y de la temporada de floración. De este modo, fomentarás el crecimiento de más ramas, lo que también conducirá a una floración más abundante.

Plantar la rosa del desierto

Plantar una rosa del desierto requiere que tengas en cuenta las mismas necesidades esenciales de crecimiento que tiene para convertirse en una planta sana y feliz. Estas necesidades incluyen mucha luz solar, un suelo que drene bien y temperaturas cálidas.

Ten en cuenta que esta suculenta necesita mucha luz solar para prosperar. Es una planta tropical autóctona, así que es lógico que le guste el sol. Si decides plantarla en tu jardín, busca el lugar más soleado de tu espacio exterior para colocarla.

Si piensas cultivar esta suculenta en el interior, coloca la maceta junto a una ventana que permita que entre mucha luz solar en tu casa.

Las plantas de rosa del desierto prefieren crecer en suelos arenosos y con buen drenaje. De nuevo, esto no es una sorpresa teniendo en cuenta su origen. La planta está acostumbrada a crecer en un suelo naturalmente seco, y tampoco está acostumbrada a recibir cantidades importantes de agua. Por tanto, asegúrate de que el suelo permita un buen drenaje. Para mejorar el drenaje, puedes mezclar tú mismo la tierra con arena o guijarros. Esto permitirá que pase el exceso de agua.

GIOVARA Grande Maceta de Metal con Agujero de Drenaje, para decoración del hogar, Gancho...
  • Diámetro superior: 13,5 cm, diámetro inferior: 9,5 cm, altura de la maceta: 13 cm, longitud del...
  • Las macetas de 10 colores diferentes están hechas de metal duradero, no te preocupes por romperse.
  • El diseño de mango extraíble hace que sea adecuado para varias ocasiones, escritorio, ventana,...

Por último, pero no por ello menos importante, recuerda que a la Rosa del Desierto le gustan las temperaturas cálidas. Esta suculenta prospera en zonas con temperaturas que llegan a los 32 °C. Si vives en una zona con temperaturas tan cálidas durante todo el año, puedes plantar tu Adenium Obesum en tu jardín sin preocuparte. Si vives en climas más fríos, plántalo en una maceta que puedas trasladar al interior durante los meses fríos.

Regar la rosa del desierto

Las necesidades de riego de tu rosa del desierto pueden depender de la época del año y del clima en el que vivas. En general, esta suculenta prefiere mantenerse en un suelo húmedo, pero nunca empapado. Es sensible a la podredumbre de las raíces, por lo que necesita que el suelo tenga un buen drenaje.

Para mantener su suelo húmedo, tienes que regarla regularmente. ¿Con qué regularidad? Eso depende del calor o el frío que haga. En verano, puede que tengas que regarla cada semana. Como la planta entra en letargo en invierno, sólo tienes que regarla una vez al mes para reducir la humedad.

Como regla general de riego para esta planta, utiliza el método de «remojar y secar». Comprueba los pocos centímetros superiores del suelo para ver si está seco y riega la planta si es así.

Propagación de la rosa del desierto

El Adenium Obesum puede propagarse mediante esquejes de rama. La nueva planta no suele desarrollar un tallo bulboso a menos que la ayudes plantándola primero en un recipiente alto y fino. Una vez que el sistema de raíces empiece a desarrollarse, puedes trasladarla a un recipiente más corto.

En conclusión

La Rosa del Desierto es una suculenta encantadora para tener cerca. Es de bajo mantenimiento, tiene un aspecto fantástico en la época de floración y será un llamativo punto focal en cualquier casa o jardín.

Tanto si eres un cultivador experimentado como novato, hazte con una Rosa del Desierto para mejorar tu colección de plantas.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario