Guía de la planta cebra: Cómo cultivar y cuidar la «Aphelandra squarrosa»

Con hojas puntiagudas de color verde intenso con vetas plateadas que crean la apariencia de rayas y flores grandes y vistosas, la planta cebra es una hermosa planta de interior. Si estás interesado en añadir esta planta a tu exposición interior, sigue leyendo para conocer algunos consejos útiles sobre su cultivo y cuidado.

Acerca de la planta cebra

Originaria de Brasil, la planta cebra es una especie de flora tropical. Presenta hojas puntiagudas de gran tamaño, de color verde oscuro y aspecto brillante. Las venas de color plateado bordean las hojas y resaltan sobre el fondo verde oscuro.

Una Aphelandra squarrosa con flor y hojas muy grandes.

A finales del verano o principios del otoño, produce grandes flores de color dorado que miden unos 20 cm de altura y pueden durar hasta seis semanas.

Dada su llamativa apariencia, es fácil ver por qué la planta cebra es una planta de interior favorita. Puede funcionar bastante bien en el interior; sin embargo, al ser una planta tropical, plantea algunos retos únicos.

Por ejemplo, en su hábitat natural en la selva, está expuesta a altos niveles de humedad, calor y suelo rico en nutrientes. Sin embargo, si se tienen en cuenta estos retos, la planta cebra puede mantenerse bastante bien y proporcionar una belleza increíble.

Condiciones de cultivo ideales

Para mantener la salud de una planta Zebra, deben darse unas condiciones de cultivo óptimas. Estas condiciones incluyen:

  • Luz brillante, pero filtrada; igual que la que recibiría en su hábitat natural en la selva. Aunque debe colocarse en una zona que reciba una cantidad adecuada de luz, la planta no debe exponerse a la luz solar directa, ya que puede dañar las hojas.
  • En su Brasil natal, la planta cebra recibe un suministro constante de humedad; por tanto, cuando se cultiva en interiores, es imprescindible asegurarse de que la tierra esté siempre húmeda.
  • La planta cebra requiere condiciones cálidas. Las temperaturas ideales para esta planta son de 15 grados C o más. Las variedades más grandes no pueden mantenerse a temperaturas inferiores a los 21 grados C.
  • Debe plantarse en un suelo rico en nutrientes. Lo ideal es una tierra rica y orgánica para macetas.
  • Durante los meses de verano, la planta Zebra debe recibir un fertilizante líquido una vez a la semana. Como alternativa, puedes aplicar a la tierra gránulos de fertilizante de liberación lenta al principio de cada temporada de crecimiento.

Propagación de la planta cebra

La planta Zebra puede propagarse por esquejes. Para ello, los esquejes deben tomarse durante la primavera, antes de que comience la temporada de crecimiento activo.

Con un cuchillo afilado y estéril, retira los esquejes de 5 a 8 cm de longitud de los lados de los brotes. Una vez retirados, espolvorea las aberturas de los extremos cortados con una hormona de enraizamiento. Coloca los extremos de los esquejes cubiertos de hormona de enraizamiento en un recipiente lleno de un sustrato de musgo de turba y perlita bien mezclados.

Flor – Aphelandra squarrosa – Altura: 40 cm
  • Altura de la planta (incluida la maceta): 40 cm
  • Entrega contiene 1 planta natural
  • Tamaño de la olla Ø: 17 cm

Asegúrate de que la tierra se mantiene húmeda durante la propagación. Para acelerar el crecimiento de las raíces, aplica calor al fondo del recipiente. Esto puede hacerse colocando el recipiente sobre una almohadilla térmica. El recipiente debe colocarse en una zona en la que la temperatura no sea inferior a 21 grados C. Además, las condiciones del entorno de cultivo deben mantenerse húmedas; un terrario cubierto sería el lugar ideal.

Mientras se mantengan las condiciones mencionadas, los esquejes deberían establecerse bien y desarrollarse raíces sanas.

Trasplante de la planta cebra

Una vez que tu planta cebra propagada haya crecido lo suficiente y haya establecido un sistema radicular sano, es el momento de trasplantar.

Al trasplantar, lo ideal sería un recipiente de plástico o de cerámica que tenga un mínimo de dos agujeros de drenaje a lo largo de la base. Además, asegúrate de que la maceta es al menos 2 o 3 cm más grande que la maceta en la que crecía originalmente. Mezcla dos partes de fibra de coco molida o dos partes de musgo de turba y dos partes de perlita o arena gruesa, junto con una parte de tierra para macetas rica en nutrientes. Añade agua mientras la mezclas y asegúrate de que el agua se integre bien en la tierra.

Coloca una toalla de papel o un filtro de café sobre los orificios de drenaje del fondo de la nueva maceta. Esto ayudará a evitar que la tierra se desplace cuando riegues tu planta Zebra recién plantada. Vierte la tierra en la maceta hasta llenarla en 1/3 aproximadamente y apisónala con firmeza.

Saca con cuidado la planta Zebra de su maceta original. Afloja con cuidado aproximadamente 1/3 de la tierra del cepellón de la planta. Con los dedos, afloja y separa con cuidado las raíces hasta que cuelguen libremente de la base de la planta. Comprueba si las raíces están dañadas o negras. Si hay raíces dañadas o negras, utiliza unas tijeras estériles para cortarlas.

Descuento del 3%
Zanvic Rato Maceta Antracita ZA677
  • Maceta de resina plástica
  • Medidas: 40 x 40 x 41 cm
  • Acabado simil ratán

Coloca la planta en el nuevo recipiente de modo que las raíces apenas toquen la superficie de la tierra que ya se ha añadido a la base del recipiente. Vierte lentamente pequeñas cantidades de la mezcla de sustrato restante alrededor de las raíces hasta que queden completamente cubiertas. Utiliza una botella de spray con agua para rociar la tierra y ayudar a que se asiente alrededor de las raíces.

Una vez que el cepellón esté completamente cubierto de tierra, utiliza las yemas de los dedos para apisonarlo y anclarlo firmemente en su sitio. Riega la planta cebra recién plantada en la maceta.

Dónde cultivar la planta cebra

Como planta autóctona de Brasil, la planta cebra no es resistente al frío; por lo tanto, debe cultivarse en una zona que permanezca cálida todo el año. Aunque puedes colocarla en el exterior durante el tiempo más cálido, es mejor plantarla en una maceta que pueda llevarse al interior cuando bajen las temperaturas.

  • Lo ideal son temperaturas no inferiores a 15 grados C; sin embargo, las variedades más grandes de la planta cebra requieren temperaturas aún más cálidas, de no menos de 21 grados C.
  • Esta planta de la selva se desarrolla mejor con sol parcial. Si se planta en el exterior, elige un lugar que reciba entre 4 y 6 horas de luz solar por la mañana y sombra durante el resto del día.
  • Si la colocas en el interior, elige un lugar que reciba una cantidad adecuada de luz solar a lo largo del día.
  • En el interior, el lugar ideal para una planta cebra sería un solárium o cerca de una ventana que reciba mucha luz solar.
  • Además, ten en cuenta que el lugar debe ser relativamente húmedo, ya que esta planta requiere humedad.
  • Si tu casa no tiene niveles de humedad elevados, utilizar una botella de spray llena de agua para rociar la planta con regularidad ayudará a recrear las condiciones de humedad que requiere esta planta.

Cuidado de las plantas cebra

En general, las plantas cebra son relativamente fáciles de cuidar; sin embargo, dicho esto, es imprescindible que reciban los cuidados adecuados para garantizar que mantengan una salud óptima. Aquí tienes algunos consejos de cuidado que debes tener en cuenta.

Riego

Las plantas cebra necesitan un suelo constantemente húmedo; sin embargo, no deben regarse en exceso, ya que la exposición a grandes cantidades de agua durante un periodo prolongado puede provocar la putrefacción de las raíces.

Vigila de cerca tu planta cebra y riégala cuando la parte superior de la tierra haya empezado a secarse. Cuando riegues, evita que se mojen las hojas, ya que puede dañarlas. Si las hojas se mojan al regar, asegúrate de secarlas.

Descuento del 11%
LA JOLIE MUSE Maceta, jardineras Exterior, Maceta Interior, macetas con Agujeros de Drenaje, Gris...
  • Diseño único en dos tamaños - Adopta un estilo moderno y minimalista para combinar con la...
  • Maceta de flores pragmáticas - 4 agujeros de drenaje incorporados crean un entorno de vida...
  • Ligeras y resistentes - Hechas de plástico reciclable duradero y polvos de piedra natural.

En general, las plantas Zebra requieren un riego más frecuente durante la temporada de crecimiento: a finales de la primavera, en verano y a principios del otoño. Después de que la planta haya florecido (de finales de verano a principios de otoño) y durante los meses de invierno, no requiere tanto riego.

Cómo abonar

En su hábitat natural, las plantas cebra crecen en un suelo rico en nutrientes. Por ello, para mantener la salud de la planta, es necesario abonarlas adecuadamente.

  • Durante la temporada de crecimiento, alimenta la planta cada 1 o 2 semanas.
  • Es muy recomendable utilizar un abono hidrosoluble de liberación rápida; sin embargo, también puedes colocar pastillas de abono de liberación lenta en la tierra a principios de mes.
  • Una vez terminada la temporada de crecimiento, la planta ya no necesita ser abonada.

Poda

Las plantas de cebra desarrollan grandes y vistosas flores a finales del verano o principios del otoño. Una vez que aparezcan las flores, asegúrate de vigilarlas de cerca. Cuando empiecen a morir, asegúrate de eliminarlas lo antes posible. Si las flores gastadas permanecen en la planta durante demasiado tiempo, las hojas inferiores pueden empezar a caer y desprenderse, dejando la planta con los tallos desnudos en la parte inferior.

Una vez que la bráctea muere, se pueden podar las hojas y el tallo hasta que sólo queden un par de hojas en la base. Esto ayudará a promover un nuevo crecimiento más tupido y completo cuando comience la siguiente temporada de crecimiento.

Plagas e insectos

Las plantas cebra son propensas a las infestaciones de mosca blanca, pulgones y cochinillas. Si tu planta está luchando contra la mosca blanca, elimina las partes que estén muy infestadas. Se pueden utilizar trampas adhesivas para atrapar cualquier plaga adulta, y un jabón insecticida también puede ayudar a librar a la planta de estas plagas.

El jabón insecticida también ayuda a combatir las infestaciones de pulgones; sin embargo, asegúrate de eliminar las hojas que estén muy infestadas. En el caso de las cochinillas, moja un bastoncillo de algodón en alcohol y frótalo a lo largo de las hojas en las que se han instalado las plagas.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario