Cómo plantar y cultivar rábano picante: Guía completa

¿Estás cocinando un wellington de ternera para tu comida del domingo? Añade un toque de puré de rábano picante a la carne cuando le des un bocado, y descubrirás un mundo de sabores mejorados bailando en tus papilas gustativas. Las raíces de esta hierba perenne tienen una fragancia aromática que es aguda y dulce, y es una gran adición a los platos de carne de vacuno; ¡algunos mixólogos incluso lo añaden a los cócteles!

Encima de esta mesa hay un manojo grande de rábanos picantes recién recolectados de la huerta.

La crema de rábano picante amplifica el sabor de muchos platos, y su sabor picante es inmediatamente reconocible para el paladar. El rábano picante sabe muy bien, en puré o simplemente cortado en una ensalada. Las hojas del rábano picante también son comestibles, pero tienen un efecto ligeramente tóxico para los animales.

El rábano picante es originario de Europa, y prefiere los climas más fríos del hemisferio norte. Esta planta que forma macizos pertenece al género Brassicaceae, y es fácil de cultivar a partir de divisiones de raíces. El rábano picante crece con facilidad en las condiciones climáticas adecuadas, y puede apoderarse del huerto si el jardinero no lo mantiene bajo control.

La mejor manera de evitar que el rábano picante se apodere de tu jardín es plantarlo en una barrera o en contenedores. Esta hierba perenne crece en la mayoría de los climas de Norteamérica, y prefiere las condiciones climáticas más frías. El rábano picante se puede plantar en cualquier lugar de nuestro país.

También conocido como «Cole rojo» o «Mostaza alemana», el rábano picante es fácil de cultivar y una gran adición a tu huerto de temporada. Esta guía te ofrece todo lo que necesitas saber sobre el cultivo y el cuidado del rábano picante.

Plantar el rábano picante

Para plantar el rábano picante, los jardineros deben preparar previamente el lugar de plantación. Al rábano picante le gusta crecer a pleno o parcial sol, prefiriendo el sol de la mañana y la sombra de la tarde. Las plantas alcanzan un tamaño de 30-45 cm de altura por encima de la línea del suelo, y les gusta crecer en suelos sueltos y fértiles con un pH neutro de 6,0 a 7,5.

El rábano crece una larga raíz pivotante, y el jardinero debe aflojar la tierra para permitir que las raíces se extiendan y se hinchen. Plantar en suelos compactados o arcillosos reduce el tamaño de su cosecha. Es importante enmendar el suelo antes de plantar, ya que es difícil hacerlo después de que esta planta perenne se establezca en el jardín.

Los jardineros pueden cultivar nuevos rábanos picantes utilizando secciones de la raíz con el diámetro de tu pulgar y con una longitud de entre 30-45 centímetros. La planta se extiende rápidamente, y la mayoría de los jardineros sólo necesitarán una o dos plantas para satisfacer sus necesidades culinarias.

Rabanito Red. Rojo Sel. ESPECIAL
  • Rabanito con raíz carnosa de tamaño medio a pequeño, compacta,...
  • Puede sembrarse todo el año
  • Forma de cultivo, solo de asiento, a voleo o en líneas de 25 cm...
  • Apta para cosechar todo el año

Elige el lugar de plantación adecuado y cava un agujero en el parterre o el jardín vegetal de unos 15 a 20 cm de profundidad. Afloja bien la tierra hasta una profundidad de unos 30 centímetros, y planta el rábano picante en hileras, con una separación de 30 centímetros.

Planta la raíz del rábano picante en el agujero en un ángulo de 45 grados. Mantén la corona o el extremo más grueso del rábano picante apuntando hacia la línea del suelo. Rellena el hoyo con la tierra excavada y las enmiendas del suelo, y da unos golpecitos a la tierra para eliminar las bolsas de aire.

El rábano picante crece mejor en climas más fríos, y puedes plantar tus esquejes o coronas de rábano picante de cuatro a seis semanas antes de la última fecha de helada de tu zona. Normalmente, el rábano picante crece mejor a temperaturas entre 7-23 °C.

Espaciamiento

Coloca el rábano picante en el agujero y deja la corona a nivel del suelo. Planta las raíces y cúbrelas con una ligera capa de tierra. Como el rábano picante puede volverse algo invasivo, es una buena idea plantarlo dentro de bordes contenidos.

El cultivo en macetas es la mejor opción. Sin embargo, si lo cultivas en el jardín, te recomendamos que construyas una caja. Hazla de unos 25 centímetros de ancho para encapsular la zona de cultivo y evitar que el rábano picante se extienda a otras zonas de plantación. Asegúrate de que la caja llegue al menos a 60 cm dentro del suelo.

Al cultivar el rábano picante como planta anual, recomendamos centrar tus esfuerzos en conseguir una sola raíz grande de rábano picante en lugar de muchas pequeñas. Las raíces cultivadas el primer año suelen tener más sabor y aroma, con un olor dulce y penetrante.

A medida que el rábano picante crece, empieza a producir varios brotes que emergen por encima de la línea del suelo. Elimina todos los nodos sobrantes, dejando que uno crezca solo. Esta estrategia ayuda a la planta a concentrar su energía en el crecimiento de una gran raíz.

Luz

El rábano picante requiere ser plantado en una zona del jardín que reciba al menos ocho horas de luz solar al día. Al rábano picante le viene bien crecer a pleno sol, pero las raíces tienen un sabor más dulce si las plantas en un lugar del jardín que reciba algo de sombra por la tarde.

Suelo

El rábano picante prefiere crecer en suelos ligeros y arcillosos con buen drenaje. Si necesitas mejorar el drenaje en tu lugar de plantación, considera añadir perlita a la mezcla de tierra.

La perlita consiste en pequeñas bolas blancas de roca volcánica. Añade un puñado a tu tierra y mejorarás el drenaje del terreno sin interrumpir el crecimiento de las raíces.

Riego

El rábano picante no es una planta sedienta, y es algo resistente a la sequía. Sin embargo, los jardineros obtendrán una mejor cosecha si mantienen la tierra húmeda durante toda la temporada de crecimiento.

Descuento del 34%
Gardena Riego en vacaciones, City gardening set de riego...
  • Sin programación: el set completo está listo para utilizar...
  • Necesidad de agua individual: 3 distribuidores con 12 salidas...
  • Dentro o fuera: el transformador aislado se puede utilizar tanto...
  • Reloj automático integrado: el temporizador pone en marcha el...
  • El paquete incluye: 1 sistema de riego para vacaciones city...

Si las plantas no reciben suficiente agua, tienden a desarrollar raíces leñosas. No riegues en exceso, ya que puedes encharcar la tierra, provocando la formación de podredumbre radicular y la muerte de la raíz del rábano picante.

Temperatura y humedad

Al rábano picante le gusta crecer en climas más fríos. Es una buena opción para plantar en los estados del norte, y obtendrás las mejores cosechas en las regiones con clima más fresco.

El rábano picante no necesita mucha humedad en el aire, pero requiere temperaturas diurnas de entre 7-23 grados Celsius para un desarrollo óptimo.

Fertilizante

Los jardineros pueden abonar el rábano picante cada dos semanas durante la temporada de crecimiento. La mejor opción es enmendar la tierra con compost y perlita antes de plantar.

Al final de la segunda semana, puedes alimentar las plantas con un producto fertilizante líquido equilibrado con una formulación 10-10-10 NPK. El té de compost también ayuda a añadir más nutrientes al suelo.

Propagación del rábano picante

Los jardineros pueden propagar el rábano picante a partir de semillas o trozos del rizoma. Normalmente, la mayoría de los jardineros que cultivan con fines culinarios cultivan el rábano picante como planta anual por su sabor dulce.

Sin embargo, los jardineros deben asegurarse de desenterrar todas las raíces, o las que queden en el suelo empezarán a crecer la temporada siguiente como una planta perenne.

Cultivar a partir de semillas

Si vas a cultivar tu rábano picante a partir de semillas, tendrás que preparar la tierra siguiendo el método descrito anteriormente. Después de preparar la tierra, cava un surco de unos cinco centímetros de profundidad. Siembra las semillas de rábano picante en los surcos y cúbrelas ligeramente con tierra.

Cuando las plántulas empiecen a brotar, aclara el rábano picante, de modo que tengas una planta cada 30 centímetros. Cuando las plantas alcancen los 10 centímetros de altura, redúcelas a una planta cada 60 centímetros de distancia entre ellas.

Cultivo en contenedores

Si te preocupa que el rábano picante se apodere de tu jardín, siempre tienes la opción de plantar en contenedores. Elige un recipiente de 70 cm y asegúrate de que tiene agujeros de drenaje en el fondo de la maceta. En nuestra web puedes comprar macetas online baratas.

Descuento del 11%
SIMBOOM Bolsas para Plantas 40L (5 Piezas), Bolsa de Cultivo...
  • 5 piezas Bolsa de Plantas, 40L - 38cm (D) x 33.5cm (H); Drenaje...
  • Buena Calidad - Hecho de tela no tejida engrosada, resistente y...
  • Asas Portátiles - Mangos de nylon engrosados con doble costura,...
  • Siembra Segura - La bolsa proporcionó una temperatura y humedad...
  • Bolsas de cultivo convenientes - Mantenga su planta agradable y...

Planta las raíces siguiendo las instrucciones de plantación anteriores. El rábano picante cultivado en recipientes requiere más riego que el plantado en camas. Asegúrate de mantener la tierra húmeda durante toda la temporada de crecimiento y abona las plantas cada dos semanas.

Plagas y enfermedades que afectan al rábano picante

El olor penetrante del rábano picante disuade a los insectos y animales de alimentarse de la planta; como se ha dicho, las hojas del rábano picante tienen un efecto tóxico sobre los animales. Así, no encontrarás conejos ni ciervos alimentándose de tus plantas durante el verano.

Algunas plagas se alimentan de las hojas de la planta. Los saltahojas de la remolacha, los pulgones, los escarabajos pulga, los gorgojos de las crucíferas y las polillas de espalda de diamante disfrutan alimentándose de las hojas del rábano picante.

Recomendamos diluir un poco de aceite de neem y añadirlo a una botella de spray. Rocía el follaje y los insectos huirán. El aceite de neem no tiene ningún efecto tóxico para la planta ni para las personas.

Cosecha del rábano picante

Los jardineros pueden cosechar su rábano picante entre 140 y 160 días después de plantar las raíces. Corta pequeñas secciones laterales de las raíces cuando las hojas de la planta alcancen unos 30 cm de altura.

El rábano picante crece bien desde finales de verano hasta principios de otoño, por lo que los jardineros deben dejar que la raíz crezca hasta después de la primera helada del invierno.

Aunque el rábano picante es una planta perenne, que vuelve cada año, las raíces que produce la planta durante el primer año son las que tienen más sabor y aroma. Si cultivas con fines culinarios, sólo podrás cosechar tus plantas como anuales, no perennes.

Si no se cultivan, las raíces del rábano picante se vuelven leñosas en el segundo y tercer año, lo que las hace inadecuadas para su uso culinario.

Recomendamos cosechar el rábano picante a mediados de otoño, justo después de las primeras heladas. Si cultivas en climas fríos, recoge las raíces antes de que el suelo se congele.

Después de cosechar el rábano picante, puedes comprarlo, hacerlo puré o guardarlo entero. Guárdalo en el frigorífico hasta dos semanas. Aclara las raíces enteras de la planta y guárdalas en una bolsa Ziploc en el cajón de la nevera hasta tres meses.

Deja un comentario

2 × dos =