Cómo pintar una habitación como un profesional

¿Cuál es la mejor manera de refrescar tu casa? Darle una nueva capa de pintura. Pero contratar a un pintor profesional puede tener un precio elevado, y con razón. Un trabajo de pintura profesional es algo más que pasar un rodillo un par de veces y darlo por terminado. Se necesita tiempo y experiencia para conseguir un trabajo de pintura perfecto.

Este hombre lo tiene todo preparado para empezar a pintar la habitación. Tiene el rodillo en la mano y los guantes puestos.

Los pintores profesionales valen cada céntimo. Pero pintar tú mismo puede ser una forma divertida y sencilla de ahorrar mucho dinero si dedicas un poco de tiempo y esfuerzo a hacerlo bien tú mismo. Todo lo que necesitas son unos cuantos consejos sobre cómo pintar una habitación para empezar. Aquí tienes algunos consejos profesionales sobre cómo pintar una habitación, pero antes…

Empieza con los suministros adecuados

No tienes que gastar una fortuna para conseguir herramientas y pintura de calidad. Las herramientas de precio moderado te darán la calidad y la durabilidad que necesitas para completar una habitación o toda la casa sin arruinarte. Esta lista te asegurará que tienes todo lo que necesitas al alcance de la mano para evitar retrasos y costosos errores:

¿Qué necesitas para preparar las paredes?

  • Cinta de carrocero
  • Plástico para cubrir el suelo y los muebles
  • Destornillador para quitar los embellecedores (enchufes)
  • Masilla
  • Espátula para masilla
  • Papel de lija de grano 80 o esponja de lijar

¿Qué necesitas para pintar la habitación?

  • Brocha angular de mango corto
  • Mango de rodillo de pintura
  • Rodillos de un grosor adecuado a la textura de tu pared
  • Bandeja de rodillo de pintura y forros de bandeja de pintura
  • Escalera de mano
  • Cubo de pintura con asa
  • Agitador de pintura (Un palo te servirá)
  • Pintura
  • Paños de limpieza

Algunos consejos profesionales sobre los materiales de pintura adecuados

También es necesario conocer algunos «consejillos» prácticos sobre el material. Hay mucho donde elegir y uno puede llegar a perderse. Así que veamos algunos de los materiales que yo suelo utilizar cuando pinto la casa.

Brocha angular de mango corto

Una brocha que te sirva para recortar los bordes de las paredes. El mango más corto se adapta bien a tu mano y te da más control. Tienes opción de comprarla suelta o un juego de brochas como este al mismo precio.

Mango de rodillo

Un mango de rodillo de buena calidad que se sienta bien en la mano es perfecto para el trabajo. La compra de una extensión del mango es opcional. Yo recomiendo prescindir de la extensión y utilizar una escalera de mano para llegar a la parte superior de la pared.

Rodillo de pintura profesional y de calidad de Pinto Deluxe en 250 mm, se puede combinar con una...
  • Pinta fácilmente cualquier pared con el rodillo de pintura producido de construcción ligera. Un...
  • Absorción de color extremadamente alta desde el envase, así como distribución de color...
  • Alto rendimiento por metros cuadrados

Suelo tener menos control con un mango más largo. Incluso he roto las roscas de una extensión por aplicar demasiada presión en la parte inferior del mango. Con todo el espectáculo posterior de caerse el rodillo al suelo y salpicarlo todo…

Rodillos con el «pelito» adecuado a la textura de tu pared

Cuanto más gruesa sea la textura de tu pared (gotelé), más gruesa será la longitud del pelito de tus rodillos. Los profesionales de la pintura donde la compres pueden ayudarte a determinar el rodillo perfecto para tu trabajo de pintura.

Bandeja de rodillo

A menudo puedes comprar una bandeja de rodillo empaquetada con otros artículos que necesitarás, como brochas, mangos de rodillo y rodillos. Esta es una buena opción de precio moderado. Los revestimientos de las bandejas facilitan la limpieza. También ayudan a evitar que la pintura seca se acumule en la bandeja, se desprenda y se pegue al rodillo, de modo que acabes rodando trozos de pintura seca en la pared.

Una bandeja de rodillo de color azul. También hay una brocha y un rodillo.

Escalera de mano

Elige la mejor escalera de mano para ti. O si ya tienes una, eso que te ahorras. Por si no la tienes, aquí te dejo el modelo que yo utilizo para llegar a todas partes.

Escalera Aluminio Oryx 4 Peldaños Doméstica
  • Escaleras aluminio con 4 peldaños
  • Altura de la base: 80 cm
  • Fabricada en aluminio

Guantes y trapos

Utiliza guantes para protegerte de las salpicaduras y los goteos de pintura. Además de tener siempre a mano algún paño de limpieza húmedo por si cae alguna gota al suelo.

Cubo de pintura con asa

Un pequeño cubo de pintura es más fácil de manejar en una escalera de mano, que sostener el bote de pintura de 4 litros o una incómoda bandeja. Siempre hemos utilizado un vaso rojo Solo porque somos así de tacaños, pero la mejor herramienta para el trabajo es la herramienta diseñada para el trabajo.

Agitador de pintura

Un pequeño palo plano de madera puede marcar la diferencia en la distribución del color en tu pintura. El tinte puede depositarse en el fondo de una lata de pintura que ha permanecido en reposo durante un tiempo. Agita siempre el bote enérgicamente antes de abrirlo y remuévelo bien cada vez que lo vuelvas a abrir.

Cómo seleccionar la pintura

Podría escribir un artículo entero sobre la selección de la pintura. Sin ni siquiera tocar la selección del color de la pintura, hay muchas opciones de pintura en diferentes acabados, en diferentes marcas y precios. Lo ideal es que vayas a una tienda especializada en pintura. Tendrán más experiencia y se dedicarán a ayudarte a encontrar la pintura adecuada para tu proyecto.

Esta mujer no marca con el pincel el color que ha elegido del muestrario para pintar las paredes de su casa.

Nosotros hemos tenido mucha suerte con pinturas Macy, una gran superficie que hay en mi pueblo dedicada al mundo de la pintura. Los grandes almacenes del hogar también pueden tener grandes departamentos de pintura, están mejor ubicados y tienen una buena relación calidad-precio. Dicho esto, confía en tus instintos en estas tiendas si crees que la persona del mostrador no es realmente un profesional de la pintura.

El momento de comprar la pintura: ¡no lo pienses demasiado!

  • Mira los precios de la pintura en el extremo superior y en el extremo inferior. Elige algo que esté en el rango medio.
  • Si te preocupan los vapores al pintar, elige una opción de «low-VOC» o baja en compuestos volátieles. La mayoría de las grandes marcas nacionales ofrecen ahora esta opción. Aunque también puedes usar mascarilla.
  • A la hora de elegir un brillo, el satinado suele ser una buena opción para las paredes, sobre todo en zonas de mucho tránsito, ya que es fácil de limpiar. Si tienes niños pequeños, es la opción perfecta.
  • A la hora de elegir el tipo de pintura que necesitas, la pintura plástica es la más adecuada para las paredes. Se aplica y se limpia fácilmente.

¿Cuánta pintura necesitas?

Unos 4 litros de pintura cubre aproximadamente 10 m². Si tienes que dar dos capas cubrirá bastante menos. Lo normal es que siempre te quedes corto de pintura, así que asegúrate de obtener suficiente para tu proyecto. Mide todas las superficies de las paredes que vayas a pintar y multiplica la longitud por la anchura para obtener los metros cuadrados que necesitarás cubrir.

Prepara todo antes de empezar

Cualquier profesional que se precie te dirá que una preparación adecuada antes de pintar una habitación, vale cada minuto que pasarás limpiando, enmasillando, lijando y cubriendo. Así que prepáralo todo bien antes de mojar el rodillo en la pintura.

Retira todos los embellecedores

Cuando quites las placas frontales, pon los tornillos en el enchufe o el interruptor de la luz para que no se pierdan. No hay nada peor que volver a poner todos los embellecedores y darte cuenta de que te falta un tornillo. Ese pequeño agujero negro del tornillo te mirará y se burlará de ti hasta la eternidad.

Cúbrelo todo

Mueve los muebles al centro de la habitación y cúbrelos con plástico. Deja mucho espacio para que tú y tu escalera podáis moveros fácilmente entre los muebles. Cubre el suelo por completo. Puedes incluso pegar el revestimiento del suelo a la base para asegurarte de que no se desplaza y deja el suelo al descubierto.

SBS Vellón tela (Protección de pintor con de polietileno 50 m² (1,08€ / m²)
  • Vellón absorbe la color a
  • Diapositiva evita el durchd anillos de color o la humedad.
  • Protección óptima para azulejos, suelos de parqué, suelos de mármol, etc.

No necesitarás tapar todo con cinta adhesiva si tienes un buen cepillo para recortar. Si te sientes más cómodo usando cinta adhesiva, tómate tu tiempo y pega los bordes de todas las molduras. Cubre bien los muebles y retira las alfombras si quieres ahorrarte la molestia de tener que limpiarlos después de pintar.

Limpia las paredes con un trapo húmedo

Siempre es tentador saltarse este paso antes de pintar una habitación, pero no lo hagas. Lo último que quieres es ver las telarañas pintadas que te miran desde tus paredes recién pintadas. Lo mismo ocurre con el polvo, parece que no, pero deja una textura poco profesional.

Repara los desperfectos con masilla y líjalos bien

Recuerda limpiar el polvo cada vez que lijes. Si tienes grandes zonas dañadas, o tienes que sustituir una sección entera de paneles de yeso o reparar un agujero grande, puedes optar por una lijadora de paneles de yeso en lugar de lijar a mano con una esponja, pero normalmente el lijado a mano estará bien.

Cómo pintar como un profesional

Parecía que nunca iba a llegar, pero el momento decisivo ha llegado. Es momento de coger el rodillo… aunque no, todavía no. Hay que empezar por lo primero y no es otra cosa que recortar los bordes con nuestra brocha preferida y el color de pintura elegido.

Trabaja de arriba a abajo, una pared cada vez

¿Cómo pintar una habitación como un profesional? Empieza por arriba. Recorta a lo largo del techo («recortar» es el término utilizado para pintar a lo largo de los bordes donde el rodillo no cubre). Si tienes una mano firme, no necesitarás cinta de carrocero. Si no confías en tu capacidad para crear líneas suaves, utiliza cinta de pintor para pegar a lo largo del techo.

Esta persona está recortando con el pincel a pulso la esquina de la pared con el techo. No ha necesitado cinta de carrocero.

Recuerda que el resultado final es tan bueno como tu trabajo con la cinta. Debes tener una adhesión completa a lo largo del borde sobre el que vas a pintar. Una opción es pasar el filo de la espátula por el borde presionando firmemente. Otra opción es coger un trapo apenas húmedo y presionar a lo largo del borde. Esta puede ser la mejor opción para el pintor de bricolaje, ya que no correrás el riesgo de agujerear el techo con la espátula.

Repite la operación a lo largo de la base y alrededor de los marcos de las puertas y ventanas. Acuérdate de seguir adelante y utilizar el pincel para recortar las esquinas de la habitación y alrededor de cualquier enchufe o interruptor de la pared.

Ahora estás listo para pasar el rodillo por la pared que has preparado.

Rodar en varias direcciones

Pintar las paredes no es como cortar el césped. Lo más seguro es que no quieras acabar con líneas rectas visibles en tus paredes del ancho de tu rodillo. La pintura también tiende a acumularse en los bordes del rodillo, creando pequeñas líneas y goteos en la pared. Evita estas antiestéticas imperfecciones alternando el rodillo hacia arriba y hacia abajo con el rodillo en diagonal, en un movimiento de «W» para alisar todo.

Asegúrate de mover el rodillo en varias direcciones: hacia arriba y hacia abajo, así como en diagonal, sobre los mismos puntos para garantizar una cobertura total y sin líneas.

Siempre, antes de pasar al siguiente paso, retrocede y mira la pared para ver si tienes que alisar alguna gota o pasar el rodillo sobre alguna línea visible. Una vez que la pared se haya secado, tendrás que lijar estos errores. Evítalos ahora echando un buen vistazo a tu trabajo de pintura.

Suaviza las transiciones

Por último, no querrás esforzarte tanto en la preparación y la pintura para acabar con líneas ásperas entre la textura enrollada de la pared y las pinceladas donde has recortado los bordes. Evita este desastre con un consejo que me pasó un amigo pintor profesional. Vuelve con tu pincel y arrástralo suavemente por la transición en varias direcciones, aligerando tu toque antes de levantar el pincel, «emplumando» los diferentes trazos en una transición suave.

Conclusión final

Hacer tus propios proyectos de pintura puede llevarte un poco de tiempo, pero puede ahorrarte una cantidad significativa de dinero. Si te tomas tu tiempo y lo haces bien, obtendrás resultados profesionales que te encantarán.


✅ También te podría gustar...

❤️ Puedes compartirlo en tus redes sociales ❤️

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario